Logo

9- Caminos con varios carriles

Drivers Icon Cómo enseñar a su adolescente a conducir

Caminos con varios carriles, primera parte

Meta: enseñar a su hijo adolescente a manejar con seguridad y confianza en caminos más transitados y más complejos de varios carriles.

Ubicación: un camino más transitado y de varios carriles. Escoja un horario con poco tráfico, por ejemplo, una mañana de fin de semana.

Revisión de habilidades

A estas alturas, su hijo adolescente debe sentirse cómodo al conducir en caminos tranquilos. Antes de comenzar a practicar en caminos de varios carriles, es importante revisar cierta información importante de lecciones anteriores. Las siguientes habilidades son fundamentales para conducir de manera segura en caminos más transitados y más complicados.

Lección uno: posición de espejos, supervisión y puntos ciegos.

Consulte las habilidades uno y dos. Ver con claridad el tráfico adyacente es muy importante en los caminos de varios carriles. Recuérdele a su hijo adolescente que revise la posición de los espejos cuando ingrese al automóvil y que observe constantemente el tráfico a su alrededor.

Lección dos: la distancia de frenado

Consulte la habilidad seis. Recuérdele a su hijo adolescente que cuando detenga el vehículo detrás de otro, debe estar a una distancia tal que pueda ver el punto donde los neumáticos hacen contacto con el camino.

Lección tres: distancia de seguimiento

Consulte la habilidad seis. Repase con su hijo adolescente la regla de los tres segundos, y haga énfasis en que aumentar la distancia de seguimiento es la mejor manera de reducir accidentes. Esto da al conductor visibilidad, tiempo y espacio para evitar choques.

Lección cuatro: cambio de carril con precaución

Cuando cambie de carril, verifique de nuevo el tráfico con una mirada por encima del hombro en el punto ciego.

Primero, enseñe a su hijo adolescente a no cambiar de carril de forma innecesaria. Los estudios muestran que, aunque no lo parezca, la mayoría de los carriles de tráfico fluyen aproximadamente a la misma velocidad. Cambiar de carril en un esfuerzo por ahorrar tiempo en realidad no lo hace, pero sí aumenta el riesgo de sufrir un accidente.

Pida a su hijo adolescente que enumere las razones válidas para cambiar de carril. Las respuestas correctas incluyen: para dar vuelta, para evitar un obstáculo, para salir del camino, para estacionarse o para rebasar a otro vehículo.

Haga que su hijo adolescente practique estos pasos para cambiar de carril de 15 a 20 veces:

  • verificar el tráfico en la parte trasera del vehículo y a los lados para tener suficiente espacio
  • active la direccional para indicar la intención de cambiar de carril
  • verificar de nuevo el tráfico, lo que incluye echar un vistazo sobre el hombro para ver el punto ciego del espejo
  • mantener la velocidad o acelerar ligeramente antes y durante el cambio de carril
  • incorporarse al nuevo carril de forma gradual
  • ajustar la distancia de seguimiento, usando la regla de los tres segundos

Distancia razonable

Las motocicletas, las bicicletas y los peatones son más difíciles de ver que los automóviles, ya que son más pequeños y los conductores tienden a concentrarse en otros automóviles únicamente. El tráfico, el clima y las condiciones del camino requieren que los ciclistas reaccionen de manera diferente a los conductores de automóviles. Puede ser difícil para los conductores jóvenes juzgar y predecir sus acciones. Siempre otórgueles un espacio amplio.

Caminos con varios carriles, segunda parte

Meta: enseñar a su hijo adolescente a manejar con seguridad y confianza en caminos más transitados y más complejos de varios carriles.

Ubicación: un camino más transitado y de varios carriles. Escoja un horario con poco tráfico, por ejemplo, una mañana de fin de semana.

Lección uno: vueltas a la derecha

Comience con las vueltas a la derecha, las cuales son más sencillas. Las vueltas a la derecha se hacen siempre desde el carril derecho del camino actual, hacia el primer carril abierto del nuevo camino. Busque letreros y señalamientos que indiquen si la “vuelta a la derecha en rojo” está permitida. Practique las vueltas a la derecha 10 o 12 veces antes de cambiar a las vueltas a la izquierda.

Lección dos: vueltas a la izquierda

No mueva el volante sino hasta que esté listo para dar la vuelta.

Las vueltas a la izquierda casi siempre comienzan y terminan en el carril más cercano al lado derecho de la línea amarilla. La línea amarilla en el carril al que se dará vuelta debe ser el objetivo de su hijo adolescente. Hay tres tipos de vueltas a la izquierda:

  • vueltas a la izquierda protegidas con un carril exclusivo y una señal designada para dar vuelta a la izquierda
  • vueltas a la izquierda parcialmente protegidas que se realizan desde un carril para dar vuelta, ya sea central o compartido
  • vueltas a la izquierda sin protección que se hacen desde un carril activo de tránsito

Las vueltas a la izquierda protegidas deben realizarse en el carril designado, cuando la señal de vuelta a la izquierda muestre una flecha en verde, utilizando la línea amarilla hacia donde se vaya a dar vuelta como el objetivo de dirección.

Para las vueltas a la izquierda parcialmente protegidas y aquellas sin protección, enseñe a su hijo adolescente los siguientes pasos:

  • Moverse con precaución hacia la intersección. No mover el volante sino hasta que esté listo para dar la vuelta.
  • Activar la direccional y comenzar a reducir la velocidad, por lo menos a 100 pies de la intersección.
  • Move carefully into the intersection. Don’t turn the wheel until you’re ready to make the turn.
  • Ceder el paso a cualquier vehículo, ciclista o peatón.
  • Cuando haya suficiente espacio y no se aproxime tráfico en sentido contrario, dar la vuelta.
  • Escoger una trayectoria de giro en la mitad del carril más cercano a la derecha de la línea amarilla.

Lección tres: procedimientos seguros para rebasar

Aconseje a su hijo adolescente que no rebase a otros automóviles sin necesidad. Si es necesario rebasar, se deben seguir estos pasos:

  • Coloque el vehículo a más de tres segundos de distancia del vehículo a rebasar.
  • Revise el tráfico que se aproxime por los espejos y los puntos ciegos.
  • Revise el carril para rebasar con el objetivo de asegurarse de que haya suficiente espacio antes de intentar rebasar.
  • Active la direccional para señalar la intención de rebasar y acelere rápidamente para igualar la velocidad del flujo de tráfico.
  • Mientras rebasa, vigile el espacio al frente y detrás del vehículo y observe el espejo retrovisor para ver la parte delantera del vehículo que esté rebasando.
  • Cuando vea el frente del automóvil rebasó en el espejo retrovisor y su vehículo esté alejado de él, active la direccional para señalar su intención de cambiar de carril, regrese al carril original suavemente y despacio, desactive la direccional y mantenga la velocidad.

Vueltas a la izquierda

Las vueltas a la izquierda son unas de las maniobras más difíciles de dominar para los adolescentes. Sea paciente. Los conductores nuevos a menudo tienen dificultades para juzgar la velocidad y la distancia de los vehículos que se aproximan en los caminos de varios carriles. Practique calcular la distancia desde su vehículo de los vehículos que se aproximan contando en voz alta el tiempo que les lleva alcanzar su automóvil desde un punto designado.